El verdugo de Boca en la búsqueda de sacarse la espina continental

La Copa Libertadores de América fue, hasta 2014, un peso enorme en la espalda de todo sanlorencista. Localías regaladas, históricos equipos que no la consiguieron, la pérdida del estadio, el descenso, la resurrección y volver a intentarlo una y otra vez. Reviví en profundidad las recordadas liguillas de las décadas de fines de los 80 y principios de los 90, dónde San Lorenzo tuvo grandes actuaciones que lo llevaron a pelear por el tan ansiado título.

La liguilla pre-Libertadores nucleaba a los clubes de primera división de destacadas actuaciones en la temporada. En la época que San Lorenzo tuvo estas buenas actuaciones, eliminando a Boca en dos ocasiones consecutivas, se vivía la transición de torneos largos a torneos cortos (Clausura y Apertura).

Nuestro recorrido inicia con la vuelta de San Lorenzo a la Copa Libertadores de América en el 1988, primera participación luego del ascenso en 1982. En esa edición, el Ciclón dirigido por Héctor Veira llegó hasta las semifinales, dónde cayó eliminado ante el Newell’s de José Yudica.

En la primera fase enfrentó al conjunto rosarino, Filanbanco de Ecuador y a Barcelona de Guayaquil. En octavos de final superó a Guaraní de Brasil, mientras que en cuartos eliminó al temible Peñarol. En las semifinales perdió ante La Lepra con un global de 3-1.

La Copa Libertadores ya era una obsesión para el hincha de San Lorenzo, que todavía tragaba veneno por haber regalado la localía ante Peñarol en las semifinales de la primera edición en 1960 y haber caído en las semifinales de la del 73. Luego de la expropiación del Viejo Gasómetro y el descenso en 1981, el club logró volver a los primeros planos del fútbol argentino.

“No tener estadio nos generaba no tener una identidad propia, pero la gente siempre nos acompañó y reventó cualquier cancha dónde nos tocara hacer de local”, recordó Diego Monarriz en exclusiva con San Lorenzo Primero.

Si bien el título de campeón local se le negó hasta 1995, El Ciclón tuvo equipos importantes que vencieron a los otros grandes en reiteradas ocasiones y quedaron a pocos pasos de consagrarse. El torneo continental se había negado en 1988 y San Lorenzo siguió buscando hacerse con ese título tan preciado, pero la competencia en el plano local para clasificar al mismo era extensa y difícil. “La Copa Libertadores ya era una obsesión en esa época, ser el único grande que no la tenía era una cruz”, confesó Monarriz sobre la deuda que tenía el club en el contexto internacional.

San Lorenzo en la Copa Libertadores 1988

En la temporada 88/89, el conjunto dirigido por Héctor Veira llegó a la Liguilla pre Libertadores tras finalizar octavo en el último torneo largo de esa era. En cuartos de final venció a Talleres de Córdoba por 2-0 en condición de visitante y, gracias al empate 1-1 en cancha de Huracán accedió a las semifinales. Ya en esa fase, venció a Argentinos Juniors por 1-0 de local en el Tomás Adolfo Ducó y 3-1 visitando al Bicho en cancha de Ferro.

Llegó la tan ansiada final, y el rival era nada más y nada menos que Boca Juniors. El partido de ida fue empate 1-1 en La Bombonera el 19 de junio de 1989. El gol del local lo anotó Alfredo Graciani a los 24 minutos del primer tiempo, mientras que la igualdad llegó de penal a los 45 de esa mitad inicial gracias a Pipo Gorosito.

El partido de vuelta fue en el Estadio Tomás Adolfo Ducó, dónde San Lorenzo hacía de local. ¿El resultado? Un contundente e histórico 4-0. Los goles fueron de Néstor Gorosito, Siviski y dos de Acosta. El primer gol del Beto, segundo del Ciclón aquel jueves por la tarde, todavía es considerado uno de los mejores tantos de la historia del club. El once inicial Cuervo fue: Docabo; Zandona, Zacarias, Malvarez, F.Garcia y Coloccini; Siviski, Bernuncio, A. Acosta, Gorosito y Rifourcat.

“En esa Liguilla estaba en el plantel pero no participé, lo viví desde adentro y fue espectacular”, rememoró Monarriz.

Meses después, el equipo de Veira se jugó el pasaje a la Copa Libertadores de 1990 contra River, que superó la ronda de perdedores de la liguilla. En el partido de ida El Millonario venció por 1-0 con gol de Gabriel Batistuta en cancha de Huracán mientras que el 0-0 en el Monumental le dio al conjunto de Núñez el pase a la Copa Libertadores 1990.
En la temporada 89/90 San Lorenzo no consiguió siquiera clasificar a la Liguilla, quedándose en el puesto N°15 de la tabla general de la primera división del Fútbol argentino.

Ya con las energías renovadas, El Ciclón volvió a soplar en la temporada 90/91, dónde el subcampeonato obtenido en el Clausura lo ubicó en el quinto puesto de la clasificación anual y le permitió jugar el octogonal para ingresar a la Copa Libertadores de 1992.

En los cuartos de final el equipo dirigido por Fernando Areán eliminó a Independiente tras empatar 1-1 en la vieja Doble Visera e imponerse 2-1 en la cancha de Vélez. Los goles en ese segundo partido fueron marcados por Zandoná y Bustos, mientras que en la ida anotó Ferreyra.

En semifinales San Lorenzo tuvo una parada difícil ante el River de Passarella, empatando 0-0 ambos encuentros y ganando por 4-1 en los penales. El partido de ida fue en el Monumental mientras que la vuelta se disputó en el estadio de Huracán. “Ballarino se hizo una pirámide en la nariz en modo de concentración y después atajó Ruiz Díaz”, contó Diego Monarriz sobre esa definición por penales.

Mario Ballarino festeja el penal definitivo para darle el pase a la final al Ciclón

En la final aguardaba Boca, que venía de perder la final de la temporada ante el Newell’s de Marcelo Bielsa en una definición que quedó en la historia grande del Fútbol argentino.

La ida se disputó el jueves 8 de agosto de 1991 en cancha de Vélez, dónde San Lorenzo venció 1-0 al conjunto del Maestro Tabárez con gol de Fabián Carrizo de penal a los 36 minutos del segundo tiempo.

El domingo 11 de agosto, el equipo del Nano venció por la mínima a Boca en La Bombonera con gol de Rubén Rossi. El once inicial aquella tarde fue: Labarre; Bustos, Montenegro, Zandona, Carrizo y Simionato; Rossi, Ballarino, Czornomaz, Albornoz y R. García.

“Fue extraordinario, no me lo olvido más. La gente nos acompañó siempre: Pasión total”, cerró el actual entrenador de la Reserva azulgrana sobre esa Liguilla.

23 años y dos días después, con cancha propia y un puñado de títulos internacionales en el lomo, San Lorenzo venció 1-0 a Nacional de Paraguay con gol de Néstor Ortigoza. Misión cumplida: El Ciclón campeón de América. Historia conocida pero historia al fin, cómo todo lo que el club tuvo que recorrer para finalmente explotar de emoción ese frío 13 de agosto de 2014.

En las tribunas todavía se escucha la frase “Si no se sufre no es San Lorenzo”, recordando quizás la historia completa del club. Nacer, crecer, triunfar, caer, estar al borde de la muerte varias veces, renacer, reconstruir y llegar a tocar el cielo con las manos. Eso es San Lorenzo.

l

Ms noticias

Fútbol

Historias entre Cuervos y Quemeros: la vuelta olímpica en el Ducó, una goleada histórica y el héroe inesperado

San Lorenzo Primero repasa los momentos destacados de este histórico cruce del fútbol argentino entre dos clubes de barrio con una eterna rivalidad en su haber.

Fútbol

San Lorenzo y Huracán: los últimos antecedentes

El Ciclón y el Globo protagonizarán una nueva edición del clásico de barrio más grande del mundo este sábado por la tarde. Repasá los partidos más recientes entre ambos.

Fútbol

El posteo de Néstor Ortigoza en la previa del clásico entre San Lorenzo y Huracán

El Vocal 1° y ex volante azulgrana vive su primer clásico como dirigente en sus redes sociales. Mirá lo que posteó en Instagram.

Fútbol

Huracán - San Lorenzo: horario, TV y formaciones para la séptima fecha de la Copa de la Liga Profesional

El clásico de barrio más grande del mundo volverá a disputarse en el Tomás Adolfo Ducó. Los de Insua y los de Coyette estarán cara a cara en una disputa que significa mucho más que tres puntos.

l

Lo ms leido

Braida: la opinión del clásico y la crítica al estado del campo de juego

Fútbol

Braida: la opinión del clásico y la crítica al estado del campo de juego

San Lorenzo y Huracán igualaron sin goles en Parque Patricios y el lateral izquierdo analizó el juego del Ciclón y los motivos que llevaron a que no se pueda jugar en el Ducó.

Altamirano: “La cancha no ayudaba en nada, no se podía ni parar la pelota”

Fútbol

Altamirano: “La cancha no ayudaba en nada, no se podía ni parar la pelota”

El arquero se refirió acerca del mal estado de la cancha de Huracán en lo que fue la igualdad en el clásico por la Copa de la Liga.

Insua: “Nos posicionamos bien pero nos faltó volumen de ataque para conseguir los tres puntos”

Fútbol

Insua: “Nos posicionamos bien pero nos faltó volumen de ataque para conseguir los tres puntos”

El entrenador cuervo manifestó que su equipo mejoró en el complemento desde lo colectivo aunque sin generar jugadas claras mientras que opinó que el empate fue justo por lo poco mostrado en el Ducó.

Bareiro: “Lo importante es que sumamos, esperemos que el punto nos sirva”

Fútbol

Bareiro: “Lo importante es que sumamos, esperemos que el punto nos sirva”

El atacante paraguayo resaltó la importancia de no perder en el clásico y adjudicó los problemas de generación del equipo al mal estado del terreno.