SEGUINOS
Hace 43 años en el estadio José Amalfitani de Liniers , la victoria de la noche del 22 de diciembre de 1974 ante Ferrocarril Oeste por 3 a 2, significó para San Lorenzo la conquista de un nuevo campeonato: el Torneo Nacional. Con Don Osvaldo Juan Zubeldía, multicampeón de América y del Mundo con Estudiantes de La Plata. y gracias a los goles de Héctor Scotta, Victorio Cocco y Oscar Ortíz, El Ciclón dió otra vuelta olímpica.
22 de Diciembre de 2017
Autor:
Daniel Alejandro Zea

 

El Nacional de 1974 fue un campeonato que se jugó después del clásico Metropolitano que obtuvo Newell´s, se dividió en 4 zonas de 9 equipos cada una clasificando los dos primeros equipos de cada sección a un octogonal final donde enfrentaban todos contra todos en cancha neutral.

San Lorenzo con 27 puntos  se clasificó primero en su zona siendo acompañado a las finales por Ferrocarril Oeste (26 unidades, dejando en el camino a Racing, San Martín de Tucumán, Chacarita, Aldosivi de Mar del Plata, Atlético Regina de Río Negro, Mandiyú de Corrientes y Godoy Cruz de Mendoza. Por las demás zonas ingresaron al mini torneo Boca y Rosario Central, Talleres de Córdoba y Newell’s Old Boys, Vélez Sarsfield e Independiente.

San Lorenzo para llegar al título derrotó a Newell’s 2 a 1, a Boca 1 a 0, , venció a Talleres 2 a 1 y a Vélez por 2 a 1, igualando con Rosario Central 1 a 1 y cayendo únicamente ante Independiente por 2-0 para llegar al cotejo clave la tarde-noche del 22 de diciembre de 1974 ante Ferrocarril Oeste.

La consagración para San Lorenzo de Almagro llegaría tras enfrentar a un difícil equipo verdolaga dirigido por Victorio Spinetto, Ese día, el pueblo azulgrana copó totalmente las tribunas del viejo estadio José Amalfitani.

Osvaldo Zubeldía puso en el campo de juego para jugar esa final a Alfredo Anhielo, Rubén Glaría, Juan Carlos Piris, Jorge Olguín y Sergio Villar, Enrique Chazarreta, Roberto Telch y Victorio Cocco, Héctor Scotta, Alberto Beltrán y Oscar Ortiz.

 A San Lorenzo sólo le servía el triunfo, ya que Vélez Sarsfield y Rosario Central, que venían atrás a una sola unidad se enfrentaban entre sí y arrastraban mejor diferencia de gol por lo que una victoria de alguno ellos y un empate propio les daría el título.

No empezó bien la noche para los santos puesto que los de Oeste se pusieron en ventaja rápidamente y además Olguín falló un penal. Pero en la segunda etapa de la mano del aliento enfervorizado de la hinchada empujando al equipo a los 5 minutos el Gringo Scotta empató y a los diecisiete minutos, Victorio Cocco estableció el 2 a 1 para San Lorenzo. El tercer tanto llegó a los 30 a través de Oscar Ortiz desatando una fiesta total en las gradas a pesar del dramatismo, que le dio el descuento del “Goma” Vidal para Ferro a dos minutos del final del encuentro.

Lo triste de este festejo fue la represión policial contra la multitud azulgrana desatada por los efectivos policiales  después que Humberto Dellacasa dio el pitazo final tirando gases a las tribunas y plateas, no dejándonos festejar. A pesar de ello algunos hinchas pudieron ingresar al campo de juego y llevar en andas al caudillo de este campeón: Victorio Nicolás Cocco y en las afueras se recompuso la situación y largas caravanas partieron hacia el Gasómetro de Avenida La Plata a festejar un nuevo título sin imaginar que esa noche comenzaría una larga espera de 21 sin ganar títulos, años durante los que también la situación económica y dirigencial de la institución nos llevaría a perder no sólo la categoría sino hasta nuestro lugar en el mundo: “el Viejo Gasómetro de Avenida La Plata”.

Create Account



Log In Your Account