SEGUINOS
En otro partido irregular, el Ciclón no pudo con la Gloria y perdió la localía al caer 66-64. La serie continuará el lunes a las 21 en Córdoba.
2 de Junio de 2018
Autor:
Gustavo Albonico

San Lorenzo llega a las instancias finales de la Liga Nacional con lo justo, no descubro nada. Tras un exigente primer semestre donde se tocó el cielo con la obtención de la Liga de las Américas, al Ciclón todo le cuesta más de la cuenta, en especial cuando su rival le complica el partido. Es por ello que anoche volvió a sufrir otra derrota tal como le había ocurrido en la serie anterior ante Obras Basket.

Tras un primer cuarto errático en donde ambos elencos estuvieron imprecisos y el parcial se cerró apenas 12-11 a favor del Ciclón, comenzaron las rotaciones de las plantillas y ahí fue cuando comenzaron las dificultades del bicampeón. San Lorenzo llegó en ventaja al entretiempo 35-32, pero ya se notaba que la Gloria era un adversario de temer.

Aunque luego del descanso el Ciclón se puso 45-34, esa máxima de 11 unidades jamás pareció decisiva, en absoluto. A partir de allí aparecieron los mejores momentos de Instituto que gracias a un trabajo defensivo asfixiante, al goleo de Davis y Luciano González, y a la presencia intimidante de Sam Clamsy en la zona pintada, se recuperó y dio vuelta el marcador.

El 3er cuarto quedó en manos del elenco cordobés 54-51 que al inicio de los últimos 10 minutos metió un parcial de 10-0 para aumentar la diferencia 64-51. Baldazo de agua fría en un Polideportivo que no podía creer lo que estaba ocurriendo. Sin embargo, San Lorenzo “volvió” al juego, se llevó por delante a Instituto y con una ráfaga de 13-0 igualó el partido en 64. En este tramo se vio lo mejor del elenco azulgrana de la mano de Gabriel Deck, el Penka Aguirre y compañía.

Pero a falta de 1’ 51”, en el momento más álgido del match, el nerviosismo se adueñó de los protagonistas. Luciano González anotó una canasta para la Gloria y dejó a la visita 66-64, a un minuto del cierre. Y allí fue cuando a San Lorenzo se le derrumbó la estantería. Porque más allá de los tiempos muertos, los de Gonzalo García tomaron malas decisiones y cometieron errores infantiles como el de Justiz Ferrer al tocar el aro cuando un doble de Dar Tucker estaba adentro, por ejemplo. La última bola la tuvo el propio Tucker pero lanzó un triple que bordeó el aro y el rebote (otro ítem determinante en esta serie) no pudo ser aprovechado por Deck y la derrota quedó sellada.

El lunes desde las 21, en el Ángel Sandrín, proseguirá la semifinal donde San Lorenzo e Instituto igualan 1-1. Es un reducto complicado y en donde el conjunto de Alta Córdoba se hace fuerte como local. El Ciclón deberá ganar al menos un juego allí para seguir con chances de meterse en la final de esta Liga Nacional que se presenta más complicada que las dos anteriores donde se quedó con el título. Plantel, hay de sobra, esperemos que el juego también acompañe.

 

Create Account



Log In Your Account