SEGUINOS
San Lorenzo igualó 0-0 con Patronato en Entre Ríos. Otro flojo partido del Ciclón que sigue en zona de clasificación a la Libertadores del 2019. Paulo Díaz fue expulsado en el segundo tiempo.
29 de Abril de 2018
Autor:
Gustavo Albonico

Terminó cortando clavos y con la tranquilidad de volverse a Buenos Aires con al menos una unidad, un premio consuelo que en vista del cierre del cotejo conforma. Es que justamente en el tiempo de de descuento, Patronato tuvo tres chances inmejorables de quedarse con el triunfo. Es por eso que el empate dio sensación de que mejor “pájaro en mano…”.

San Lorenzo careció de juego por enésima vez en el torneo. Más allá de que en la primera parte, el circuito ofensivo funcionó gracias al trabajo de Nahuel Barrios y Rubén Motta, principalmente, al equipo le faltó poderío en ataque para concretar las jugadas generadas. Con un Nicolás Reniero solitario y al que jamás le llegó una pelota redonda, el Ciclón encontró desde la media y larga distancia los únicos argumentos viables para arrimar cierto peligro sobre el arco de Bértoli. Sin embargo, ni siquiera así pudo quebrar el tanteador.

En la segunda parte, tras un inicio anodino y donde el Patrón estaba más fino, llegó un tiro libre donde luego de una serie de rebotes y salvadas providenciales San Lorenzo estuvo ahí de ponerse en ventaja. Pero los remates de Da Motta y de Coloccini fueron repelidos por méritos del rival tanto como por la fortuna que estuvo del lado del elenco local.

Aunque el conjunto del Pampa Biaggio jamás claudicó en la búsqueda del triunfo, la realidad indica de que sus intenciones se frustraron de tres cuartos de cancha hacia adelante, y los ingresos de Alexis Castro y del abúlico Tomás Conechny (cambio estratégico y para que no quede libre por una cuestión contractual) no aportaron demasiado.

San Lorenzo empató en Paraná y quedó con ese sabor agridulce de seguir en carrera por el objetivo pero teniendo menor margen de error para consolidarlo. Volvió a demostrar que cantidad de plantel no es lo mismo que calidad y que aún no encontró una definida identidad de juego, ni siquiera sobre el cierre de la Superliga. Como todos, deseo el ingreso a la próxima Libertadores y ansío una depuración real de la plantilla, caso contrario deberemos seguir acostumbrándonos a estos bodrios y a mirar por televisión como los demás festejan. Porque aunque estemos terceros en el campeonato, de esta forma es imposible aspirar a más.

Create Account



Log In Your Account