SEGUINOS
San Lorenzo perdió 5-0 con Godoy Cruz en el Pedro Bidegain y desaprovechó la chance de quedar a cinco puntos de Boca Juniors, el líder de la Superliga. Paupérrimo partido del equipo del Pampa Biaggio que cometió errores infantiles y recibió una de las peores goleadas de los últimos tiempos.
8 de Abril de 2018
Autor:
Gustavo Albonico

Era un partido de ida y vuelta que en un abrir y cerrar de ojos se transformó en pesadilla. De un golpe por golpe donde llegó el gol en contra de Caruzzo -en duda hasta último momento- hasta cuando Nico Blandi pudo hacer un golazo de chilena que se le fue al lado del poste. Lo demás fue tortuoso al extremo. Córner y gol de Cardona, juvenil surgido de la cantera azulgrana que fue cedido a préstamo a Defensa y Justicia y más tarde a Godoy Cruz, clubes donde encontró la titularidad que acá se le negó. Después un centro por el lateral donde Angeleri dio un sinfín de ventajas y cabezazo arriba del Morro García para decretar el 0-3. El 0-4 y donde se terminó de derrumbar el castillo de arena llegó tras un disparo inocuo de Abecasis que a Nico Navarro se le escapó de las manos como si fuera arquero de baby futbol.

Aunque la historia estaba liquidada, en el complemento se esperaba al menos llegar al descuento, detalle que jamás adornaría las estadísticas. Al contrario, en una nueva contra esta vez le ganaron la espalda al flojísimo Víctor Salazar y Santiago García facturó nuevamente.

Dura derrota de San Lorenzo, me duele el alma aceptarlo y ni hablar escribirlo, pero aunque nos pese una necesaria muestra de realidad que sacude y ratifica para qué está el equipo en la actualidad. Un equipo excedido en número (y en edad) pero escaso en nivel futbolístico. Y eso se paga. Se paga regalando campeonatos, se paga quedando en el camino de manera prematura en competencias que a priori pintaban ganables. No es cuestión de caerle al entrenador aunque también tiene su cuota parte a la hora de salir de poner el equipo en cancha y de meter los cambios. No debieron jugar Romagnoli ni Salazar por izquierda, eventualmente tampoco Caruzzo si no estaba en plenitud. Perdido por perdido, el DT debió poner antes a Botta, uno de los pocos capaces de generar juego en este conjunto. Para rescatar (y destacar) la actuación del Perrito Barrios, la entrega de Piris Da Motta y poco más.
Se perdió y duele, pero el show debe continuar, de hecho la próxima función será el miércoles en el debut por la Copa Sudamericana.

Nos golpeó la realidad, éramos la valla menos vencida, tal vez por suerte, tal vez porque los planetas estaban alineados. El Tomba nos despertó de un sueño que apenas duró un ratito, el de pelearle el título a Boca...

 

 

 

 

 

 

Create Account



Log In Your Account