SEGUINOS
El 1 de abril de 1908, es decir hace 110 años, el padre Lorenzo Massa creaba el Club Atlético San Lorenzo de Almagro, uno de los más grandes de Argentina y de los más históricos del fútbol mundial. Este joven sacerdote salesiano nacido en Buenos Aires en 1882 era hijo de italianos, y dedicó toda su vida a los más jóvenes. A sus 25 años fue ordenado sacerdote y un año más tarde fue nombrado director del Oratorio de San Antonio de Padua, en el barrio bonaerense de Almagro donde comenzó esta increíble historia de la institución santa.
31 de Marzo de 2018
Autor:
Daniel Alejandro Zea
Edición:
Gustavo Albonico

A inicios del siglo XX, Almagro era un barrio obrero con muchos inmigrantes, de clase baja y en donde muchos de los niños estaban condenados a la delincuencia desde pequeños. Mientras tanto, se divertían en la calle con un nuevo deporte que había llegado de Europa y que era conocido como “football”. Así fue como un día. mientras paseaba por el barrio, el padre Massa observó a estos pequeños y vio como uno de ellos casi moría aplastado por un tranvía al ir tras la pelota.

Esa experiencia motivó en él una idea que más tarde se transformaría en algo grande, más de lo que él esperaba. El padre salesiano se acercó a los niños y les propuso continuar el juego en un lugar más seguro y apropiado, el patio del Oratorio de San Antonio. La única condición que les impuso era que participaran en la misa y el catecismo, a lo que ellos accedieron gustosos. Este fue el origen de lo que más tarde se convertiría en el glorioso San Lorenzo de Almagro.

Al alejar a los niños de la calle y de sus peligros, y a su vez acercarlos a la Iglesia consiguió que este grupo de jóvenes se juntara en la esquina de México y 33 Orientales. Entre ellos se encontraban los hermanos Monti - Luis y Federico- Francisco Xarau, Luis Gianella, Juan Abondanza, Luis Manara y Antonio Scaramusso quienes se proclamaban a sí mismo como “Los Forzosos de Almagro”. Pero como lo de “Forzosos” no le gustaba al Padre Lorenzo ya que le parecía violento, entre todos decidieron buscar un nombre alternativo.

Barajaron varias posibilidades, entre ellas la de que el equipo se llamase Lorenzo Massa, en homenaje a quién les había abierto las puertas al Oratorio. Sin embargo, el cura se negó aunque aceptó un término medio: fundar a San Lorenzo de Almagro. El padre Massa les explicó que el nombre “hacía alusión al valeroso mártir romano San Lorenzo y a la heroica batalla de San Martín del 3 de febrero de 1813, en el convento de San Lorenzo, cerca de Rosario, y en donde los patriotas vencieron a los realistas, y destacó igualmente “las virtudes y el empeño que necesitarían para cumplir su anhelo de llegar algún día a ubicarse entre los mejores equipos del fútbol argentino”.

Los colores tampoco fueron  casuales. Un sacerdote amigo del padre Massa contaba años más tarde una anécdota cuando para explicarle el porqué lo llevó a la basílica de María Auxiliadora y le dijo: “Fíjate ahí arriba, en el camarín, cómo está vestida María Auxiliadora, con una túnica roja y un manto azul. De ahí los saqué”, dijo orgulloso el párroco.

Con el paso del tiempo, la institución rápidamente fue creciendo y se hizo conocer por toda Argentina, en gran medida por sus logros deportivos además de la difusión que siempre le dio el padre Massa cuando fue destinado a numerosos lugares en los cuales fundó misiones, escuelas y centros salesianos, “Por el bien de la juventud en peligro, o para ganar almas para Dios, yo me comprometo sin temor alguno”, decía Lorenzo Massa. Eso sí, en su corazón siempre estuvieron sus “muchachos” de Almagro y cuyos aficionados siguen recordando a aquel sacerdote que les dio el club de sus amores: EL CLUB ATLETICO SAN LORENZO DE ALMAGRO.

Create Account



Log In Your Account