SEGUINOS
Una vez finalizado el clásico en Parque Patricios, Claudio Darío Biaggio se acercó a conversar con los medios y dejó sus impresiones de lo que fue el empate 1 a 1 entre Huracán y San Lorenzo.
11 de Marzo de 2018
Autor:
Germán Leandro Caputo
Edición:
Gustavo Albonico

El entrenador del Ciclón analizó el encuentro en sus distintas etapas detallando algunas de sus decisiones tácticas: “Fue un partido difícil pero desde el primer tiempo tuvimos situaciones. Si bien fuimos superiores en varios tramos del juego, en el pasaje en que estuvo parejo ellos encontraron el gol. En el descanso nos dimos cuenta de que teníamos todo para revertir la situación y así salimos a buscarlo. Ya en el segundo tiempo ellos nos pusieron a Pussetto y Noir para taparnos la subida de los laterales. Vimos eso y ahí pusimos a Romagnoli para tener la pelota y así orientar el juego hacia él y Belluschi. En la jugada del gol hicimos lo que veníamos trabajando. Cuando un equipo tiene dos delanteros de área el rival los espera ahí, Blandi salió hacia un costado y con el centro logró que Reniero pudiera convertir”.

El Pampa también se explayó en algunas situaciones específicas como la expulsión de Piris Da Motta y la ausencia de Valentín Viola: “Sabíamos que la expulsión podía suceder, el juego de Piris lo lleva a la fricción, me molestó más la primera amarilla que la jugada de la expulsión pero ya está. Respecto a Viola, realizó el calentamiento cuando llegamos,  sintió una molestia en el posterior y fue honesto al decirlo y dejarle su lugar a Berterame”.

Por otro lado el DT azulgrana confesó que “Pipi ya había manifestado que sería su último clásico, sin importar el resultado me vi obligado a ponerlo y además hizo todo lo que le pedimos, me pone contento por él”.

Finalmente, Biaggio cerró: “Nosotros veníamos a buscar los tres puntos pero, por cómo se dio el partido, el punto sirve. Ahora hay que ganar contra Olimpo y empezar a sumar de a tres”.


 

 

 

 

 

Create Account



Log In Your Account