SEGUINOS
El 1 de marzo de 1994 es una fecha marcada a fuego en el corazón de cada sanlorencista. Es que después de 15 años de deambular por varios estadios desde aquel triste 2 de diciembre de 1979 (cuando se cerró el Viejo Gasómetro) el Ciclón volvía a jugar de local en cancha propia: se inauguraba oficialmente el Estadio Pedro Bidegaín, más conocido como Nuevo Gasómetro.
1 de Marzo de 2018
Autor:
Daniel Alejandro Zea
Edición:
Gustavo Albonico

Todo comenzó el 2 de diciembre de 1979 cuando el Viejo Gasómetro abrió sus puertas por última vez. Ese día San Lorenzo igualó con Boca Juniors 0-0 y Hugo Orlando Gatti, legendario arquero Xeneize, le quitó a Hugo Coscia la oportunidad de convertir el último tanto en el estadio al contenerle un penal. El gobierno de facto de aquel entonces, encarnado en la figura del intendente de la Ciudad, Brigadier Cacciatore y con la excusa de abrir unas calles, obligaron a las autoridades santas a vender los terrenos al Banco Mariva. Posteriormente, la historia por todos conocida: esas calles nunca fueron abiertas y los terrenos revendidos a la empresa francesa Carrefour que construyó un hipermercado.

En 1981, la institución de Boedo cerró su peor ciclo histórico convirtiéndose en el primer equipo denominado "grande" en descender a la Primera B. Pero gracias al gran acompañamiento de su público que rompió récords de recaudaciones durante ese año al copar todos los estadios, en 1982 San Lorenzo recuperó la categoría. Sin embargo, debió esperar hasta que Fernando Miele asumiera como presidente de la institución en 1985 para volver a retornar a los primeros planos y buscar tener nuevamente un estadio propio tras su promesa electoral.

Los azulgranas a pesar de cumplir con buenas campañas a nivel nacional que los llevaron a clasificar y tener buenos papeles en la Copa Libertadores tenían una cuenta pendiente: volver a jugar de local en un estadio propio. Es que durante 14 años, los hinchas de San Lorenzo de Almagro deambularon por estadios como Boca Juniors, River Plate, Vélez Sarsfield, Atlanta, Ferro y Huracán, pero nunca pudieron sentirse como en su vieja casa.

Tras escriturar los terrenos en el Bajo Flores después de la construcción de una guardería infantil con el aporte económico personal de Miele, su CD y el dinero recaudado mediante donaciones y de la contribución a través de la adquisición de bonos, se comenzó el proceso de la construcción del nuevo estadio. De inmediato, se pusieron manos a la obras controladas por los Arquitectos Roberto y Claudio Pando y Claudio Grimoldi, además de la empresa constructora Astori. Y luego de 52 semanas, se terminó la obra. El 1 de mayo de 1993 se hizo una pre-inauguración y el 16 de diciembre otra, no oficial, en un amistoso donde el Ciclón se impuso a la Universidad Católica 2-1.

Las ilusiones de volver a utilizar su cancha propia de manera oficial estaba cerca. Y esa chance llegó dos meses y medio después. El Nuevo Gasómetro abrió sus puertas por primera vez, de forma oficial el 1 de marzo de 1994. El rival fue Belgrano de Córdoba, y fue triunfo por 1 a 0 para el equipo que en ese momento dirigía el Bambino Veira. Carlos Javier Netto, con un fuerte derechazo desde afuera del área en el arco de la tribuna local, fue el autor del único gol del encuentro y quedará en las estadísticas como el primero en convertir un gol oficial en el Bidegain..

El volver a tener una casa propia le devolvió el alma al cuerpo a San Lorenzo. En 1995 rompió la sequía de 21 años sin ganar un título (aunque lo ganó en Rosario). 2001 fue el año de los récords, obteniendo su primer título internacional, la Copa Mercosur (la final se postergó para inicios del 2002), además del torneo Clausura, ambos torneos dirigidos por Manuel Pellegrini. En 2002 obtuvo la Copa Sudamericana con Rubén Darío Insúa como DT. Tuvo que esperar hasta el 2007, de la mano de Ramón Díaz, para quedarse con un nuevo Clausura. A pesar del mal momento que pasó en 2012, donde en el Nuevo Gasómetro logró mantener la categoría en la Promoción frente a Instituto, el Ciclón supo volverse a poner de pie.

Con la llegada de Matías Lammens y Marcelo Tinelli, el equipo dirigido por Juan Antonio Pizzi ganó el Torneo Inicial 2013, en cancha de Vélez, pero sin lugar a dudas el logro más importante fue la Copa Libertadores del 2014 que también se festejó en el Bidegain, y en donde el equipo del Patón Bauza hizo de su casa una fortaleza.

Más allá de que el último festejo de San Lorenzo fue la Supercopa 2016 donde goleó a Boca Juniors 4-0 en Córdoba, de la mano de Pablo Guede, el Pedro Bidegain vio campeón a San Lorenzo en siete ocasiones: cuatro por competencias locales y tres internacionales. Sin embargo, sus hinchas esperan disfrutar triunfos varias veces más aunque lo que más anhelen sea la vuelta a Boedo que algún día se logrará por completo...

FECHA 16 – Martes 1 de marzo de 1994

SAN LORENZO 1   BELGRANO DE CORDOBA 0

SAN LORENZO: Oscar Passet; Flavio Zandoná, Alejandro Simionato, Néstor Gabriel Lorenzo (Arévalo) y Mario Escudero; Roberto Monserrat, Fabian Carrizo, Claudio Netto y Néstor Raúl Gorosito; Luis Artime (Juan Cardinal) y Eduardo Bennett (Rubén Rossi). DT: Héctor Rodolfo Veira.

BELGRANO (Córdoba): Bossio; Abramovich, Laciar (Brusco), Rosané y Marcelo Flores; Claudio Rivadero, Primo, Benetti (Bocco), Norberto Fernández y Acuña; Ferreyra. DT: Fernando Areán.

Gol: ST: 4 Netto. 

Juez: Anibal Hay. 

Estadio: Nuevo Gasómetro

Recaudación: $ 339.568 (25.913 entradas).

Create Account



Log In Your Account